09 marzo 2007

recordamoste

A casa choraba
por ver a súa dona sufrir.
A cama e as sabas
vían como a levaban,
pero xa era tarde para
lle axudar, por que o único
que por ela se podia facer
era vela sorrir.
cando a ventrisca
asomaba pola fiestra,
as sabas a cubríuan o mellor posible.
Amábana, queríana, non a querían ver sufrir.
Pero unha tarde o vento deixou de rir,
as floroes estaban triste.
A casa, as sabas e a cama choraban.
Levouna, pero as cousas
que ela amaba sabía que a recordarían

7 comentarios:

Perséfone dijo...

El tiempo transcurre y se sucede, entonces en los recuerdos albergamos por siempre a quienes amamos.

Abrazos.

zapa dijo...

Los recuerdos impacables nos acompañan, el amor está en ellos.
:
Besos

tumejoramig@ dijo...

Me recuerda a cuando era pequeña y venía de vacaciones.... "as sabanas ven estiradiñas na herbeira para que lle dea ben o Sol do mediodoa, e logo a recoller todas las amoras que podades para facer o mengullo de postre (amoras, vino y azúcar)". Volví a verla mis veces más. Y la ví marchar. Iba enfadada a la tumba porque sus hijas no se hablaban, y porque su querido Antonio, que era "o que atouraba todo" había marchado algúnos años antes que ella, e eso que habíanse prometido esperarse mutuamente!....

Es un verso precioso.

zita dijo...

Hola.Gracias por tu comentario en el blog de verdadosa,Espero que algun dia,podamos vivir en un mundo mas justo.

♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ dijo...

Tus historias son homenajes a esas vidas llenas de pruebas y dolor.
Bes♥s y que todo te vaya bien,hermosa.

Leodegundia dijo...

Gracias por tu visita a mi casa.
Te felicito, me gusta mucho tu blog, estuve leyendo muchos de los artículos que escribiste y espero poder venir con frecuencia para seguir disfrutando con ellos y además es una buena forma para no olvidar el gallego.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Xa cheguei, mira sobre o noso amigo marcos, eu dirialle a tua amiga bea, que pase de él, xa que si sae con ivone por darlle a ela na cabeza, ela debia aparecer cun xico pa darlle a él, pra que el vexa que ela pasa de él, ainda que sexa o seú millor amigo, os tios pensan que estamos sempre como cadeliñas detrás deles, e nos tamén temos o mesmo dereito. Bicos de mora